Prevenir y combatir los hongos en el jardín

Con la llegada del verano aumentan muchísimo las probabilidades de que nuestras plantas de jardín y huerto sean atacadas por hongos.

La humedad, el calor excesivo e incluso la poca ventilación propician que los hongos acaben con los cultivos si no los tratamos a tiempo. Así que debemos controlar a nuestro peor enemigo porque las enfermedades de las plantas siempre pueden afectarles de forma inesperada.

Primer paso: observar

El primer paso para combatir los hongos es identificarlos. Observa tus plantas, sobretodo después de la lluvia y con el sol. El hongo siempre expresa síntoma y singo en las hojas de las plantas, y generalmente siempre comienza por las hojas de abajo. 

Los hongos más comunes son la mancha negra, roya, moho gris y oídio. 

Mancha negra: afecta en la parte inferior de las hojas y se expanden hasta que la hoja se torna de un color amarillo o con puntos negros. 

Roya: afecta en la parte inferior de las hojas superiores y se descolora. La identificarás por las llagas de color óxido anaranjado.

Moho gris: los capullos y pétalos de las floren se caen y se pudren. Apariencia de moho aterciopelado de color gris.

Oídio: formación de una capa blanca con textura polvorienta sobretodo en brotes nuevos. Este hongo se mantiene activo hasta en clima seco y cálido.

Los hongos siempre explotan los puntos débiles de las plantas, haciéndolas más propensas a otras enfermedades y daños causados por insectos.

Cómo prevenir los hongos

Respeta la compatibilidad entre el área de cultivo y los requerimientos de tus plantas. Eso ayuda a garantizar que no las expones a condiciones de estrés y enfermedades.

Riega directamente en el sustrato y por la mañana.

Cuando haya partes afectadas poda inmediatamente por el tejido sano y deséchalo para que no quede residuo de la enfermedad en la planta. 

Si sospechas que hay enfermedad, limpia antes y después de cada corte tus utensilios de poda para evitar propagarla.

La prevención es la clave de la protección, especialmente en todas aquellas plantas que son mas susceptibles o que ya han tenido problemas con hongos. 

Por ejemplo, hay plantas ornamentales que suelen ser muy propensas a coger hongos, como los rosales. Así que en estos casos, lo mejor es prevenir. Un buen producto es el Fungicida polivalente sistémico: este fungicida que actúa de forma preventiva y curativa contra un amplio espectro de hongos causantes de podredumbres en raíces y cuellos de las plantas, así como en otras partes aéreas de los cultivos.

Usar preventivamente durante verano, otoño e invierno; y curativamente, entre marzo y mayo.

Cómo eliminar los hongos

Si tu planta ya tiene la plaga, entonces ya solo te quedar curarla. Y ahí, lo mejor es un tratamiento fitosanitario, un fungicida.  Un producto muy eficaz es el Enfermedades Rosales en Listo Uso: un tratamiento eficaz y cómodo. Está específicamente desarrollado para tratar hongos en los rosales.  Pero también es muy eficaz para otros ejemplares ornamentales.

Prevenir ecológicamente

Si quieres prevenir la aparición de hongos en tus plantas de jardín o balcón pero de manera ecológica, te recomendamos la cola de caballo. ¿Qué es la Cola de Caballo? Un fortalecedor de los mecanismos de defensas de las plantas. Conoce más aquí. 

Curar ecológicamente

Si tu planta ya tiene hongos, pues también puedes optar por una curación con productos ecológicos.

¿Con qué? Por ejemplo, con un fungicida ecológico a base de azufre, como el Azufre-Sofrex.

   

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado January February March April May June July August September October November December