Enfermedades del tomate ¿qué hacer?

¿Te has fijado en los tomates de tu huerto urbano? Pues ve a echar una ojeada. Fíjate que los tomates no sufran la mancha negra apical. La mancha negra apical es una de las enfermedades del tomate y se observa a simple vista porque se les pone el culo negro. Así se entiende mejor, ¿no? 

¿Es grave, doctor? Bueno, de momento, es más bien feo. ¿Y por qué pasa? Pues es bien sencillo: falta de calcio. 

 

Entonces, la solución es… aportar calcio.

Así es la mancha negral apical del tomate.  Se trata de una pochedumbre.

 

 

¿Y cuál es su origen? Hay diferentes opciones:

  • Riego: demasiado riego provoca que las raíces no absorban nutrientes como el calcio. Pero poco riego también sería sinónimo de poca absorción, pues seguramente las raíces serán pequeñas y no absorberán lo suficiente. Así que debemos estar atentos y atentas al riego de las tomateras de la huerta.
  • Substrato: que esté desgastado y por tanto no absorba los nutrientes que le aportemos como el abono.
  • Abono: Debemos abonar las tomateras para que absorban los nutrientes necesarios, como el calcio, con un Abono para Tomates.

 

La pochedumbre es una enfermedad del tomate que infecta y provoca arrugas y pústulas en las hojas y los tallos. Esta enfermedad provoca una reducción de la producción de fruta, una disminución del rendimiento y la calidad de la fruta puede verse afectada negativamente debido a su aspecto. Aunque la pochedumbre no es muy perjudicial en sí misma, es importante tratar esta enfermedad lo antes posible. Solución: apórtale calcio para tomateras.

Obviamente, si el problema es la falta de calcio, la solución es aportarle calcio. Está claro que los tomates con mancha no se podrán recuperar, pero por lo menos que no todos tendrán este problema.

 

Uno de los productos biológicos que mejor funciona en los huertos ecológicos es el Antimancha Negra del Tomate. Se trata de un abono soluble, formulado con calcio, que se puede aplicar tanto vía foliar como radicular para solucionar las carencias de calcio.

 

¿Cómo y cuándo aplicarlo?

 

Existen dos momentos:

 

  1. Prevención: Aplicarlo en las épocas de más actividad vegetal (crecimiento, fructificación o engorde de frutos) evitarás la mancha negra apical. Es la mejor opción: prevenir antes que curar. Si aplicas calcio, seguro que no te salen las manchas negras.
  2. Stop más manchas: Si ya has visto algún tomate con la mancha, su aplicación evitará que otros tomates padezcan la misma situación. Pero, obviamente, los que tengan mancha… se quedarán con mancha.  

Este producto también es útil para el acorchado o bitter pit de las manzanas; rajado de la cereza y la uvatip-burn o bordes quemados de la lechuga, por ejemplo.

¿Se pueden comer los tomates con mancha negra apical?

Pues sí. Son un poco feos, pero no hay problema en comerlos. Naturalmente, debes cortar la parte podrida. Un poquito de sal, un chorro de aceite y directo a la mesa. 

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado January February March April May June July August September October November December